Últimas noticias

Mercado de Capitales: el zaratustra del derecho chileno

DSC_2105-2

Cristóbal Sánchez Díaz

Bachiller en Humanidades Universidad Andrés Bello. Estudiante de quinto año de Derecho en la misma Universidad. Ayudante de cátedra Derecho Societario Comparado, impartida por la profesora Sara Moreno Fernández.

 

Los Mercados de Capitales siempre han sido objeto de múltiples estudios que traen como corolario una serie de interrogaciones, cuyo fundamento principal estriba en salvaguardar el intercambio de bienes y servicio de la forma más eficiente posible; evitando así, caer en las contradicciones y trabas existentes en el Mercado Bancario, ergo ¿Esto lo que debe proteger dicho mercado?

Para saber que debe proteger dicho mercado, es menester realizar una labor hermenéutica que no nace precisamente desde un texto jurídico, al contrario; emana desde uno de los textos de filosofía modernos más importantes en la historia de la humanidad “Así habló Zaratustra” del filósofo alemán Friedrich Nietzsche.

Si los juristas buscan encontrar respuestas que satisfagan el interés comunitario deben recurrir a diferentes puntos de vistas que hagan más óptimo su razonamiento, por ello, haremos una analogía entre el primer capítulo de Zaratustra llamado “El Camello, el León, y el Niño” y los fenómenos que se suscitan en nuestro Mercado de Capitales Chileno.

Nietzsche dice que el hombre en su primera fase es un camello que carga con dos jorobas denominadas “religión y moral”, el mercado de capitales carga con dos jorobas también; llamadas “información y liquidez”  Si los agentes del mercado buscan mayor liquidez de recursos, deben proporcionar información veraz, suficiente y oportuna.

Por ello, si las sociedades que transan en bolsa quieren evitar cargar con esas jorobas, deben cumplir con esos requisitos, de lo contrario; los inversores se lo harán saber comprando acciones en otras empresas.

Una vez que el hombre deja de cargar con esas jorobas, se convierte en un León, quién; de forma bastante irracional y movido por los apetitos cumple sus  propósitos; el Mercado de Capitales también se convierte en un león entregando su funcionamiento a la autorregulación y los Gobiernos Corporativos, que son una manifestación expresa de la autonomía de la voluntad.

A contrario sensu de lo que se cree, ellos no son suficientes a la hora de querer encontrar soluciones directas que mejoren nuestro Mercado, que por lo demás; tiene bastantes fallas vinculadas al problema de la agencia (los dueños maximizan sus utilidades menoscabando a los accionistas minoritarios) y a la estructura de capital que es concentrada (no existe atomicidad entre los accionistas)

Y el problema más grave, es permitir que la economía subordine al Derecho, siendo que el Derecho nació para ser el canal donde se mueva la economía sin menoscabar los intereses pecuniarios de los agentes que participan en el intercambio de bienes y servicios.

Finalmente, una vez que el hombre supera su fase animal; se convierte en un niño cuya única preocupación es ver la vida como  un juego, pero un juego que quiere ganar, y lo gana cumpliendo normas.

Si nuestro Mercado busca convertirse en ese niño debe adecuarse a Derecho; dándole una mayor fuerza a las normas de Gobiernos Corporativos (quizás si adquieren un valor vinculatorio más importante al que actualmente poseen) podrán solucionar de alguna manera los problemas de agencia, concentración de capital y de desprotección de accionistas.

Resulta utópico cambiar la meta del mercado de capitales, ya que lleva intrínseco los conceptos de economía; ergo, es Deber del Derecho adecuar sus pretensiones para proteger a los inversionistas con menor potencia económica, se ha logrado un avance con la tipificación del “uso de información privilegiada” pero no es suficiente.

[wp_bannerize group=»universidad_h»]

Un comentario

  1. Luis Sánchez

    Soy primo Cristobal, y soy Ingeniero y licenciado en Finanzas de la Universidad Diego Portales, por lo tanto sé perfectamente de lo que está hablando en su entrevista.
    Lo que me llama profundamente la atención es, como asocia elementos filosóficos, económicos, financieros desde su tribuna de estudiante de derecho.
    Estoy gratamente sorprendido por la nota, felicidades lwyr por la entrevista.
    Cristobal….. Un abrazo y ya podremos extender este tema en una anhelada conversación de primos…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.