Últimas noticias

Ivanka Trump Marks otra vez bajo la lupa

Por María José González.

Alumna de Derecho de la Universidad de Los Andes.

El pasado 16 de marzo, Modern Appealing Clothing (en adelante MAC), un retail de San Francisco, California, presentó una demanda de indemnización de perjuicios por competencia desleal en contra de ‘Ivanka Trump Marks, LLC, and Does 1 through 50 inclusive’.

Según la demanda, MAC demanda a Ivanka a nombre suyo y de todas las demás personas que se encuentran en una situación similar (compitiendo con la marca Ivanka Trump). Esta demanda menciona que MAC compite directamente con Ivanka Trump Marks, LLC, en la venta de ropa y accesorios para mujeres.

¿Tienen fundamento estas acusaciones? Según la demanda, ellas se basan en la injusta ventaja que la parte demandada Ivanka Trump Marks LLC ha ganado por el hecho de que Donald J. Trump sea Presidente de Estados Unidos y, también, del hecho de estar tanto Ivanka Trump como su marido trabajando para el Presidente de Estados Unidos.

La demanda menciona textualmente: “Esta ventaja está específicamente prohibida por la Constitución y las leyes de Estados Unidos y las leyes del Estado de California”.

MAC no conoce los nombres de los individuos nombrados como “Does 1 through 50, inclusive” [incluyendo a los 50 NN (sujetos no identificados)]. Sin embargo, está informado, cree y alega que todos estos sujetos son responsables de alguna manera, de los actos, omisiones y ocurrencias alegadas y que las pérdidas del demandante fueron causadas por tales actos, omisiones y ocurrencias.

En la demanda, mencionan el Business and Professions Code 17.200 de California, que prohíbe la competencia desleal en la forma de cualquier acto o práctica ilegal injusta o fraudulenta. ¿Qué herramienta encontramos en Chile? En Chile, la competencia desleal está regulada en la ley 20.169 de 2007, y según el artículo 3 de la ley, se entiende por competencia desleal toda “conducta contraria a la buena fe o las buenas costumbres que, por medios ilegítimos, persiga desviar clientela de un agente del mercado”. La desviación de clientela es clave.

El artículo 4 de la ley 20.169 enumera los actos que se consideran de competencia desleal y uno de ellos es “toda conducta que aproveche indebidamente la reputación ajena, induciendo a confundir los propios bienes, servicios, actividades, signos distintivos o establecimientos con los de un tercero”.

El artículo 4 es ideal para este caso si tomamos el “aprovecharse indebidamente de la reputación ajena” y “confundir los propios bienes… con los de un tercero“, ¿por qué? Si nos ponemos del punto de vista del demandante (MAC), podríamos decir que la parte demandada se aprovecharía indebidamente de la reputación ajena, y se confundirían los propios bienes  con los de un tercero. Es decir, por reputación ajena entendemos al Presidente Trump, la Casa Blanca y Jared Kushner (marido de Ivanka Trump); y como hablamos de reputación ajena, no se incluye la reputación de la propia Ivanka Tump. Por propios bienes entendemos la marca Ivanka Trump, que se confundiría con los bienes de un tercero, o sea se asociarían con la administración Trump.

Según la demanda, el día después de que el Presidente Trump fuese electo, la competencia entre MAC e Ivanka Trump comenzó, en favor de Ivanka. MAC está informado, cree y alega basado en reportes que salieron en las noticias, que desde la elección, las ventas de ropa y accesorios de Ivanka Trump han aumentado considerablemente en comparación al año anterior.

Una de las actividades fraudulentas que menciona la demanda es la supuesta explotación del poder y prestigio de la casa blanca hecha por el Presidente Donald J. Trump en beneficio de la marca de Ivanka Trump. Un ejemplo es cuando el Presidente Trump condenó a Nordstrom y otros retailers por dejar de vender la línea de Ivanka Trump.

El pasado 5 de abril MAC decidió no seguir con esta demanda. Se comenta que poco después de que parecieran artículos en la prensa sobre esta demanda, Sean Spicer, Secretario de Prensa de la Casa Blanca, anunció que Ivanka había aceptado seguir las reglas éticas federales que se aplican a su trabajo en la Casa Blanca. MAC dijo que el principal propósito de la demanda era asegurar que Ivanka no continúe explotando el poder y el prestigio de la Casa Blanca para promover su marca y eso se logró con el anuncio de Sean Spicer.

Sin duda alguna, este caso seguirá dando que hablar, al igual que sus protagonistas. No olvidemos que esta no es la primera vez que la marca de Ivanka Trump es objeto de demanda. Ejemplo de esto es el caso Aquazzura Italia vs Trump.