Últimas noticias

Los detalles de una navidad diferente

  • Sin duda, el último trimestre del 2019 marcará un antes y un después en la agenda política, económica, jurídica y social de nuestro país. Entrevistamos a tres abogados y un estudiante de Derecho para conocer sus opiniones respecto a un 2020 que se avecina con una única certeza: Será un año de cambios. Aprovechamos igualmente de potenciar y apoyar a la marca Pandrú -accesorios para hombres-, pyme chilena que, como tantas otras, necesita salir adelante luego de tres meses complicados.

Texto: Christian Vidal Beros, director general de LWYR.

Fotos: Andrés Cabezas para LWYR.

Producción: Pablo Ruiz, Pandrú.

 

Hay que ser valiente para dar públicamente opiniones respecto al movimiento social que, desde el 18 de octubre, ha tenido a Chile bastante “despierto”. Por lo anterior, es un mérito que frente a la masividad (y muchas veces intolerancia) de las redes sociales, los abogados Felipe Guzmán Habinger (FG), Álvaro Uribe (AU), Felipe Hernández Urzúa (FH) y el estudiante de Derecho Rodeney Bissainthe (RB) hayan aceptado ser entrevistados y conversar con LWYR sobre este “nuevo Chile” post 18-O.

Álvaro Uribe.

Álvaro Uribe ejerce la profesión como abogado en una empresa del Estado, mientras que Felipe Hernández como abogado independiente. Felipe Guzmán tiene su propio emprendimiento (www.pagatuprofesional.cl) y negocios inmobiliarios, mientras que Rodeney Bissainthe es haitiano y estudia segundo año de Derecho en la Universidad Pedro de Valdivia.

– ¿Qué ve de positivo y negativo en el movimiento social?

FG: El movimiento social ha provocado un llamado al país por cambios urgentes. Tenemos una oportunidad de generar un nuevo punto de partida para Chile. Además, tenemos la oportunidad de construir una nueva Constitución en un proceso que puede ser histórico y profundamente democrático.

Sin embargo, muchos delincuentes se han aprovechado del desorden para saquear, quemar y destruir. La falta de colaboración y el egoísmo de muchos políticos, que no contribuyen en producir respuestas sociales, han dejado mucho que desear tanto la derecha como la izquierda. La extrema polarización del país y extrema intolerancia. Violencia permanente. Miles de emprendedores lo han perdido todo y miles de personas se han quedado sin trabajo.

Felipe Guzmán.

AU: Se transparentaron las diferencias que eran necesarias abordar en pos de una mejor calidad de vida, ayudar al desarrollo integral de todos los chilenos. Lo negativo es la violencia y lo nefasto que puede llegar a ser un cuerpo político basado en el individualismo.

RB: Lo que veo de positivo es que el pueblo chileno se despertó luchando contra la desigualdad y eso ha forzado a que el gobierno haya accedido en poco tiempo a varias de las demandas sociales.

– ¿Es necesaria una nueva Constitución? ¿Qué le falta a la actual?

FG: Es necesaria. Y viene en relación a lo que le falta a la actual, que es legitimación social. No quiero seguir escuchando más «no, esto está mal porque la Constitución de la dictadura…». Tenemos una oportunidad histórica de hacer la primera Constitución que tiene su origen en un proceso democrático. Espero que estemos a la altura del desafío.

Felipe Hernández.

AU: Desde mi punto de vista, no es necesario. Es un instrumento que nos ha permitido avanzar y creo profundamente que las reformas que necesitamos no están en la constitución.

Falta flexibilizar, quizás, algunas materias y regular de manera más sistemática, la protección al medioambiente y los recursos naturales, sin perder de vista que tanto aguas como propiedad minera no generen zonas de sacrificio. En el fondo, un desarrollo sustentable y sostenible.

FH: Creo que sería mucho más útil una reforma constitucional que, por una parte, simplifique los procesos de génesis de las leyes y que, por otra, le quite el carácter de Presidencialista a nuestro sistema de Gobierno, toda vez que la demanda social en específico, a mi parecer, apunta a temas de seguridad social, transporte, vivienda y otros que no necesariamente se encuentran regulados por la Carta Fundamental.

Rodeney Bissainthe.

– Rodeney, ¿por qué eligió Chile? ¿Estos tiempos no han hecho que se arrepienta de su elección?

No puedo decir que yo elegí a Chile. Mejor dicho, Chile me eligió. Haití es mi madre y Chile me adoptó, dándome la oportunidad que mi país no me da, donde además tengo una mejor calidad de vida. Ahora estoy trabajando y estudiando. Eso es una gran oportunidad que no tenía.

– ¿Qué le regalaría a Chile para la Navidad?

FG: Sensatez, tranquilidad y capacidad de diálogo.

FH: Paz Social a través del diálogo, participación, acuerdos y acciones concretas.

AU: Un poco de paz, y de comprensión. Saber escuchar y entender que somos historia y, a pesar de eso, debemos ser agradecido de ella.