Últimas noticias

“A veces falta esa pasión con la que todos alguna vez soñamos”

 

  • A la abogada Viviana Villena Saldías le preocupa que sean pocos los abogados que se atreven a marcar una diferencia en lo que hacen, aunque -a su juicio- si existen. A nivel personal reconoce que la maternidad le cambió sus prioridades profesionales, pero no por ello ha dejado de ejercer. Hoy es fiscal de una inmobiliaria y también propietaria de una marca de camisas.

 

Texto: Miguel Ángel Cruz, director editorial de LWYR.

Imágenes: Gentileza de Agustín Campos, de Paul Martin Shirts.

 

De niña quería ser astronauta o dentista, pero fue gracias a las clases de educación cívica que recibió en su colegio que Viviana Villena Saldías se dió cuenta de que le gustaba el Derecho y que podía ser una carrera para estudiar. De hecho, fue a lo único que postuló, y menos mal que le gustó, ya que hasta hoy no sé le ocurre que otra cosa hubiese estudiado.

Hoy ejerce en el área corporativa, principalmente, donde es la fiscal de una inmobiliaria, pero durante 12 años se dedicó a litigar en el área civil y laboral. Sin embargo, sus actividades no acaban allí, pues -en conjunto con su pareja- es propietaria de la marca de camisas Paul Martin.

– ¿Cómo surgió la idea de Paul Martin?

– Fue después del nacimiento de mi primera hija. Convertirme en mamá cambió absolutamente mis prioridades, ya que después de pasar casi 15 años dedicándome al derecho, destinando gran parte de mi tiempo a los juicios, plazos y escritos, me di cuenta que ya no quería más de eso. Y con mi pareja, quien también es abogado, decidimos buscar una alternativa de ingresos que no tuviera relación con nuestra profesión, con el objeto de poder disponer más de nuestro tiempo y poder compartir más como familia.

Él, que en su vida ha hecho de todo y ya había tenido una fábrica de ropa, le propuso a un gran amigo nuestro, quien ya se manejaba en el mundo de la moda, comprar una de sus tiendas y dedicarnos al mundo de las camisas.

– ¿Cómo maneja los prejuicios que pueden darse entre los abogados “clásicos” y aquellos como usted, que tiene un emprendimiento, y de moda en su caso?

La verdad, toda mi vida he estado rodeada de abogados clásicos, es más, de todos los que conozco, hay varios que me gustaría colocarles una camisa Paul Martin para que se iluminaran un poco, y cambiaran la típica camisa blanca y terno gris. Porque la verdad, basta con entrar a la Corte de Apelaciones para ver que todos ser visten igual. Pero más allá de los prejuicios, creo que a la gran mayoría les gustaría tener una alternativa de negocio como el nuestro.

– De las discusiones jurídicas actuales, ¿qué causa le provoca especial interés?

– Actualmente lo que me preocupa enormemente es la discriminación y falta de política de contención para recibir a la gran cantidad de extranjeros que se encuentran en Chile. Creo no estamos preparados para convertirnos en un país de inclusión de razas y culturas, y eso se nota en el mal trato, precarias condiciones en que muchos tiene que vivir y, principalmente, en que las instituciones no dan abasto o bien no destinan los recursos necesarios para entregar un servicio de registro y control más fluido y menos engorroso para ellos. Ojalá esto cambie y pronto.

– En su caso particular, ¿ha sentido discriminación o se ha sentido en desventaja por ser mujer?

– Más allá de sentir discriminación, sobre todo en una carrera donde el ego juega un rol preponderante, uno necesariamente tiene que forjar el carácter y, de cierta forma, no achicarse con nada. Sin embargo, en el ámbito salarial, las mujeres seguimos en desventaja, ya que pese a que ocupé el mismo cargo e hice el mismo trabajo que un hombre, mi remuneración si era menor.

– ¿Cómo encuentra el ambiente legal en Chile?

– En general es un ambiente bastante cerrado, de mucho ego y competitividad, creo que a veces falta esa pasión con la que todos alguna vez soñamos cuando comenzamos a estudiar, ya que al final todo se radica en que funcione una máquina sin mucha innovación. Son pocos los que marcan la diferencia en lo que hacen, pero si existe respeto por la profesión.

– ¿Qué planes vienen en el futuro para Paul Martin?

– Durante la segunda semana de abril llegó nuestra tercera colección de camisas, llamada “Venezia”, ya que nuestro diseñador se radicó en Italia y nos trae un infinito de colores y diseños, que son una verdadera obra de arte.

 

FICHA TÉCNICA

Nombre: Viviana Andrea Villena Saldías.

Universidad de egreso: Universidad Central.

Un/a profesor/a que recuerde. Enrique Pérez Leverton, Profesor de derecho Civil.

Su primer trabajo: Procuradora del estudio de la abogada Victoria Valencia, que, en ese momento, era mi profesora de derecho comercial en la Universidad.

Una abogada a quien admire.: Ana Gloria Chevesich, mujer de carácter, femenina e inteligente.

Un abogado a quien le gustaría vestir con Paul Martin: A cualquiera que se atreva a innovar y vestirse distinto.

Un abogado bien vestido: Mi marido.

Consejos para este invierno: Atreverse a usar colores, diseños y erradicar el negro y gris, que te aseguro, ocupa más de la mitad de los closets de mis colegas.